¿Cómo cumplir la normativa sobre las escaleras de mano?

Spread the love

Por la naturaleza de los trabajos que se realizan utilizando las escaleras de mano, es muy importante que estos cumplan con una serie de características y propiedades establecidas en las normativas correspondientes.

Las escaleras de mano son herramientas de trabajo portátiles y ligeras que están formadas por 2 elementos que se unen por medio de los peldaños. En la actualidad existe una normativa en la que se especifican ciertas características.

¿Existen normativas para las escaleras?

En las normas UNE, se especifica que la normativa para las escaleras de mano es la normativa UNE-EN-131-1 de 2007, en la que se incluyen los distintos tipos de escaleras, las funciones y dimensiones que deben de tener, así como la terminología. Por otro lado, en la normativa UNE-EN-131-2 de 1994 se especifican los requisitos, los ensayos y el mercado de las escaleras de mano.

En el caso específico de España, en el Real Decreto de 14 de abril 486/1997, se regulan las disposiciones relacionadas con la seguridad y con la salud en el área de trabajo. Ahí, en el enunciado BOE de 23 de abril de 1997, n°97, se regulan los requisitos que deben de cumplir las escaleras.

En el Real Decreto 2177/2004 se regula el Convenio General del Área de la Creación, en donde se indica el nivel de seguridad óptimo que tiene que ser utilizado para evitar accidentes y problemas.

Cómo cumplir la normativa para escaleras de mano

Normativa básica

En todo momento se tienen que seguir las restricciones y las advertencias de seguridad establecidas por el fabricante. Por ejemplo, este tipo de advertencias establece que las escaleras que tengan más de 5m de alto sólo tienen que ser usadas cuando su resistencia esté garantizada.

Asimismo, se indica que antes de utilizar cualquier escalera se tiene que considerar el trabajo que se realizará. Por ejemplo, para trabajos en los que se tenga que hacer un gran esfuerzo con ambas manos o que se tengan que realizar bajo condiciones climáticas complicadas, se tiene que usar una plataforma móvil (motorizada) o un andamio.

Restricciones de uso para escaleras de mano

El uso de escaleras de mano está limitado a la realización de los trabajos para los que han sido fabricadas. En el uso de escaleras de mano siempre se deben de considerar los peligros que derivan de su uso.

Este tipo de escaleras tienen que ser usadas cuando el nivel de compromiso existente sea bajo o cuando no se pueda utilizar otro medio para realizar el trabajo.

Siempre es necesario asegurarse de que la escalera permanezca en su lugar de forma fija, permanente y bien balanceada en el suelo, evitando oscilaciones o desplazamientos que puedan derivar en accidentes.

Manitas

Apoyos, sujeciones y resistencias

Recordemos que se trata de un medio auxiliar que se utiliza para que una persona pueda realizar un trabajo, de forma que siempre se debe de tener garantía de su resistencia. Para conseguirlo, es posible ayudarse de sujeciones y de apoyos.

De esta forma, es muy sencillo evitar un accidente en caso de que la escalera presente algún desperfecto o de una apertura accidental.

Siguiendo las reglas y consejos anteriores no se debería de tener complicaciones a la hora de cumplir con las normativas de las escaleras de mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.